Viatge a Oristano amb Baleària

Què som? És la pregunta que ens hauríem de fer sovint. Quan, malgrat ser Reserva, encara permetem que es tripliqui l’afluència a les platges, quan projectam grans rotondes a una carretera només saturada dos mesos o quan uns i altres ens volen vincular a una realitat política que no és la nostra.
Malgrat ens hi convidi la Generalitat, no som catalans, ni tenim perquè fermar el nostre futur a la independència. Però xerram el dialecte més salat i tenim vincles històrics i culturals evidents amb Catalunya. La nostra llengua és comuna, però pertanyem al mateix Estat dels madrilenys i, per tant, som espanyols. Gràcies a açò, a més de viure a una illa meravellosa, tenim el privilegi de ser bilingües i podem canviar de registre sense problema en funció del nostre interlocutor.
Però ens contaminen la dèria sobiranista i l’espanyolisme cec. Ens contagiam de qui ens diu de males maneres «en castellano» malgrat fer prou anys que resideix aquí o dels que xiulen l’himne a un camp de futbol i s’estimen més que guanyi Egipte o la Xina que Espanya.
I, per açò, tenim encegats que van de bar en bar amb la pell fina, disposats a saltar on se’ls malmiri per emprar una llengua diferent de qui els atén. I navilieres que criden a la Policia només perquè algú els demana un bitllet en l’idioma propi del port on va. També hi ha foments amb estranys criteris lingüístics, i editorials que deixen d’anar a fires en desacord per la seva presència. La gent perd el seny a les xarxes i s’insulta. I, ofegats per aquesta bogeria, deixam d’atendre bé qui ens visita i ens empobrim, de butxaca i de tolerància. Així, no és estrany que 3.000 joves hagin hagut de sortir de l’illa…
Durant segles, hem estat britànics, francesos i musulmans, i tot l’estiu rebem també italians o alemanys, però amb ells mai no hi ha conflicte lingüístic. Així que no ens compliquem. Parlem sempre la nostra llengua i facem un esforç per respondre en l’idioma de qui no ens entén. Amb un somriure, que no costa res. La llengua és un vehicle de comunicació i de pau, no de guerra…

3 Responses to “Viatge a Oristano amb Baleària”

  1. Soy Menorquin, de Ciutadella. Por circunstancias que no vienen al caso, carezco de los suficientes conocimientos lingüísticos de mi lengua para expresarme con la suficiente claridad, razón por la cual usare la lengua Cervantina, la cual tod@s los Españoles y Españolas conocen por el simple echo de ser nuestra lengua madre.

    Mi comentario quizás no aporte gran cosa a lo dicho ya por el autor de este articulo, con el cual coincido plenamente con sus razonamientos.

    Quizás insistir en este incomprensible resentimiento lingüístico, por parte de algunas comunidades del estado Español, el cual nunca he sido capaz de comprender, puesto que somos un país privilegiado precisamente por la gran riqueza lingüista que hemos sido capaces de conservar a pesar de los innombrables esfuerzos de una dictadura ignorante de la riqueza que estas lenguas y dialectos significaban para la historia de un país, su empeño por borrarlos de nuestra memoria, de nuestra literatura, con el único fin de que se hablara solo “la lengua del imperio”…
    Gracias al esfuerzo de todo un pueblo, desposeído de gran parte de sus tradiciones, hoy en constante ascenso), de sus mas ancestrales arraigos, representados en su rico folclore. Pero empeñado en no dejar que se le fuera arrebatada su mas pura identidad, que residía en su lengua, la cual se la mantenía en estado critico, pero alimentándola e insuflándole vida en forma de furtivas reuniones, en sótanos, en el campo, lejos de los oídos fascistas, en las casas manteniendola en vida a base de susurros…
    Por mas de 40 años consiguieron mantenerla “en paradero desconocido”, lejos de la dictadura y de sus ansiosos exterminadores.
    Hoy gracias a la valentía y el empeño de estos paisanos y paisanas que en cada rincón de España, conservaron para ellos y para generaciones venideras lo que consideraron era su tesoro mas preciado y lo que les identificaba como habitantes de sus respectivas regiones, pueblos y aldeas, tenemos la gran suerte de poder darle toda la importancia que se merece y todos los honores que le corresponden, recuperando, ampliando y compartiendo la lengua en que hace mucho tiempo se comunicaban nuestros ancestros, los que en una gran mayoría, era la única lengua en que estos se comunicaban, ya que carecían de la riqueza añadida del bilingüísmo del que hoy tenemos la inmensa suerte de poseer.

    Incomprensiblemente esta riqueza linguista, y la gran fortuna de ser un pais bilingue, parece que lejos de ser motivo de orgullo, no hace si no que provocar y fomentar el odio entre distintas plataformas empeñadas en renegar de uno de nuestros grandes tesoros, “la lengua castellana”, en pro de una lengua única… algo a todas luces incomprensible, ya que, a mi modo de ver) roza lo surrealista… ya que parece que muchas personas parecen preferir ser bilingues ablando la lengua de su región y cualquier otra, siempre y cuando la otra no sea el castellano¿?. Que pasa con el castellano?, una de las lenguas mas ricas y mas habladas del mundo, renegamos de ella?, por que?. Yo soy Menorquin y hablo Menorquin, pero el castellano!!!, también es mi lengua, porque es la lengua con la que me puedo comunicar con todos los Españoles y ademas con una buena parte de ciudadanos del mundo, algo que no me permite el Menorquin o Catalán, por esto, cuando escucho o leo textos que ensalzan cualquiera de las lenguas que se hablan en nuestro país y por otro lado desprecian su otra lengua, que es el castellano, no puedo por menos que tragar saliva, encogerme de hombros, y preguntarme si seré yo la “rara avis” que no se entera de nada.

  2. ggarciagasulla dice:

    …per sensibilitats cosmopolites, avides de les lectures i els viatges: menorquins ciutadans del mon!
    Gràcies David!

Leave a Reply