Archive for marzo, 2015

De bojos, nois

jueves, marzo 26th, 2015

La darrera vegada que vaig agafar un avió em van fer passar tres vegades per l’escàner. Jo, vinga amollar monedes, i cinturó, i el DNI, i les targetes de crèdit… Però, res. Tot va acabar amb el guarda fotent-me mà sense que arribés a trobar la causa del pip que feia la màquina cada vegada que hi passava.

Durant quaranta-vuit hores els experts aeronàutics també ens han marejat amb teories diverses sobre la causa del tràgic estavellament de l’airbus als Alps. I, quan ja ens començàvem a creure la teoria de la despressurització que havia fet perdre la consciència als pilots, descobrim, per la caixa negra, que, en realitat, el que havia perdut el copilot era el seny. Com en una pel·lícula, el suïcida va voler fer caure l’avió sense tenir en compte que mataria també cent cinquanta persones més.

És curiós que el passatge hagi de superar tants de controls i que els pilots només siguin sotmesos a una revisió anual, com en moltes altres professions, però a cap test que en permeti comprovar regularment la salut mental. I que, a part de l’aeri, a cap altre transport es prenguin mesures per tal d’evitar accidents com el descarrilament del tren de Santiago, que circulava a 179 Km/h en lloc dels 80 reglamentaris, o atemptats com el de l’11-M de Madrid, del qual enguany s’han complert onze anys. Ningú no fa revisar l’equipatge dels usuaris del tren. I a bona part dels vaixells a Menorca no es controlen tampoc els viatgers. L’escàner del port de Ciutadella ha estat tants d’anys sense funcionar que, amb ànim de denunciar-ho, un periodista va poder viatjar amb una pistola entre illes com si no res.

És tan de bojos com mantenir una ordenança que fa tancar una terrassa que no crea molèsties ni ha rebut cap denúncia en vint-i-tres anys. O practicar un nacionalisme tan excloent que empeny a xiular l’himne com si resultés més estrany que la Marsellesa. O permetre que persones amb evidents desequilibris siguin al carrer sense ningú que els atengui. La ment és un perill invisible. I, quan es gira, ja és massa tard per a evitar-ho…

El Clásico

martes, marzo 24th, 2015

Esto sí que es un Clásico. Tanto o más que el Barça-Madrid de la víspera. Y el guión es siempre el mismo. Como el 10 de mayo de 2007 y el 24 de marzo de 2011 (hoy hace cuatro años), el presidente autonómico de turno (primero Matas, luego Antich y ayer Bauzá) coge el avión para visitar Son Blanc, se rodea del conseller de Turismo, del director de Puertos, del presidente del Consell, del alcalde y del candidato a sucederle, invita a la patronal y los colectivos del puerto y les presenta proyectos que no ha podido acometer en los cuatro años de mandato. Y si Matas puso la primera piedra del nuevo puerto y Antich lo inauguró aún sin estación marítima, ayer Bauzá comprometió los primeros duques de alba que permitirán atracar a cruceros de hasta 185 metros de eslora. Apenas la mitad, ya que los restantes deberán seguir fondeando fuera y llevar al pasaje en barcazas. No hay dinero para más, dicen, apenas seis días después de que se haya anunciado la escala de un crucero de 264 metros en Maó.
«¿Y qué pasa si viene Acciona, está previsto?», preguntó Arturo Orfila, responsable de la operativa en la Isla. La respuesta, titubeante, tardó en producirse. Y aunque se le daría cabida, obligaría a un encaje de horarios con las navieras en liza aún mayor que el que requerirá el atraque de cualquier crucero. «Al menos podrán operar dos buques (de 150 y 185 metros) de forma simultánea, una opción que ahora no tenemos», aclaró Deudero. Y lo dicho sirvió también para Rafel Torrent, quien preguntó casi más que los periodistas y compareció con el dibujo de tres buques atracados en el dique que había enseñado días antes al alcalde.
El concejal de UPCM, Joan Triay, único cargo político no del PP en el acto, se limitó a intercambiar pareceres con Bauzá y el alcaldable Juanjo Pons. Y se ausentaron PSOE y PSM, aunque lo de este último partido es también otro clásico del dique.

Corre, corre, caracol

jueves, marzo 19th, 2015

Leo en una terraza los datos sobre la lentitud con la que se tramitan los asuntos en los juzgados y pienso en cuánto tardará el caracol que asoma junto a la silla en cruzar la calle. Un entretenimiento absurdo, ya sé. Pero, al pasar página, se ha despedido a cuatro jueces británicos porque perdían las horas en su despacho mirando material pornográfico. Y, entonces, llega a mis manos la última providencia del caso Citur de la juez Belén Velázquez. Y me acuerdo de los expedientes que se amontonan hasta en el lavabo del Juzgado de Ciutadella que ella dirige. Y de las veces que me habré dado de bruces con la frente en la escalera, al bajar. Hace tantos años que esas dependencias están obsoletas…

Tanto investigar al yerno (o cuñado) del Rey y las corruptelas de la época de la doble M (Matas-Munar) no han dejado tiempo a los fiscales para ahondar, como merecía, en el legado de los Casasnovas. Así que el lunes 30 hará cuatro años que se detuvo a Brondo, las Tònies y Cardona y, pese a ello, la Fiscalía lleva 15 meses y 10 días sin responder los recursos de la defensa. Y, claro está, la juez intuye tanto belén con las dilaciones indebidas que, seguro, reducirán las penas que no ha dudado en apercibir a Horrach con chivarse al mismísimo fiscal general.

Pero, aunque el Gobierno haya acuñado el término «investigado» para referirse a los imputados de antaño, no hay quien les quite la presunción de la cabeza o los meta en prisión hasta el día del juicio. Aunque esto no sirva para la Iglesia. Al obispo de Mallorca, por ejemplo, le ha bastado con abrir un proceso informativo para apartar al rector de Sa Pobla acusado de abusar sexualmente de un monaguillo.

Me paro en la página 8. El alcalde anuncia que, cuatro días antes de la convocatoria de elecciones, firmará el alquiler de Can Saura como sede judicial. Entonces, vuelvo a pensar en el caracol. A duras penas se ha acercado a la otra pata de la silla. Dice Sampol que el acuerdo es por cuatro años y que en 2019 Can Saura será cultural. De repente, presiento lo peor. Me da que el caracol va a morir atropellado por algún transeúnte…

??????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????????

Un cafè, per favor

jueves, marzo 12th, 2015

Avui he fet el cafè amb un d’aquells candidats que ara s’ofereixen a compartir el seu temps amb la gent. I, encara que amb alguns no és ni molt menys el primer tallat que ens prenem junts, d’altres intenten fer el mateix amb forçada naturalitat. No només m’ofereixen un cafenet, sinó també intercanviar comentaris i emoticones per whatsapp. Però, la veritat, no em veig enviant segons quin dibuixet al Bauzà de torn. I menys encara si tan sols s’ha recordat de la meva existència, de la del veí, i de la de vostè ara que Santa Bàrbara trona, electoralment, és clar.

Hi ha polítics que sembla que ja estan contents amb el fet de prometre tres mesos abans de les eleccions tot allò que han estat incapaços de fer en els 45 mesos anteriors. I d’altres que, temorosos d’haver de cercar feina el maig, frissen de dir-te justament ara el que han fet amb els doblers de tots, quan t’has passat el mandat sense saber gairebé res d’ells o t’has cansat de veure’ls ficar la pota una vegada rera l’altra. I tot amb l’únic objectiu d’intentar justificar a corre-cuita el seu sou públic i fer-se un lloc a les llistes que els permeti garantir-se així quatre anys més a les institucions.

Però, a hores d’ara, no crec ja que un cafè, quatre missatgets de whatsapp o una reaparició pública de qui ha covat des de 2011 sense cap vergonya em pugui convèncer de res. I no estic demanant tampoc cap ‘quedada’ com les que proposa Toni Cantó a València, ni anar a córrer ni fer unes birres, ni molt manco que entrin a ca meua a omplir-me el cap. Però tampoc vull que em venguin eufemismes de ciutats habitables ni discursets de retòrica fàcil sense cap contingut. Només deman fets: transparència i compromís amb el poble al qual representen, la reivindicació constant en altres administracions i al seu mateix partit, i la defensa permanent de l’interès públic. Ah! I que siguin propers i puguem seguir prenent el cafè també quan ja no estiguem en campanya. Només així sabré que exerceixen de forma honesta el seu càrrec i que la llibreta amb les anotacions de la nostra conversa no ha acabat a la paperera del bar…

La Pependogamia

jueves, marzo 5th, 2015

Faltan dos meses y medio para las elecciones y los políticos ya están de los nervios. Los inciertos escenarios de gobierno que plantean las últimas encuestas estresan tanto al personal de los dos grandes partidos que algunos aún no tienen candidato ni en Madrid. Y se empeñan en convertir el cargadísimo año electoral que se nos avecina en una eterna partida de ajedrez.
Anoche empezó la campaña andaluza, luego llegarán nuestras municipales y autonómicas, en septiembre las catalanas y, más adelante, las generales. Y los dos grandes sienten tal vértigo al cambio que pregonan los indignados hacia su gestión que ya han empezado a practicar la endogamia política para protegerse del enemigo exterior: ‘Después de nosotros, el acabóse’.
Por eso hemos visto como, en aras de una supuesta «estabilidad institucional», Bauzá proponía un pacto de maridaje imposible a su antagonista de siempre, el PSOE, que -claró está- le ha dado calabazas. Y el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, advertía del «pacto de la decadencia» que se avecina en Andalucía si los dos partidos optan por aliarse para aferrarse al poder.
Actúan como si todavía no se hubieran enterado de por qué la tradicional alternancia del bipartidismo está más en peligro que nunca. O, simplemente, intentan jugar con el electorado para que el mensaje del miedo cale más que el desgaste derivado de su (en muchos casos, desafortunada) acción de gobierno. Como si el más allá que nunca ha gobernado y ahora reclama su cuota de protagonismo en las instituciones, fuera realmente la amenaza y con la Pependogamia que proponen estuviéramos todos a salvo.
Aquí, al menos, no me imagino a Santiago Tadeo pactando con Susana Mora en el Consell insular. Entre otras cosas, porque la polémica de las rotondas lo hace inviable.
Pero, fuera de Menorca, a los dos grandes ya solo les queda el discurso del miedo. Y la promesa de listas abiertas del socialista Pedro Sánchez. Sí, el otro lado también existe y, a diferencia de ellos, al menos merece el beneficio de la duda…